Paseo por la historia: Amuletos y talismanes

Paseo por la historia: Amuletos y talismanes La palabra amuleto surge del árabe “Jamalet” y “Jamala” , que significa “colgante” ...

Mostrando entradas con la etiqueta ORACIONES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ORACIONES. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de octubre de 2014

ORACION PARA LA NOCHE

Tarot super económico

Padre mío, ahora que las voces se silenciaron,
y los clamores se apagaron, aqui al pie de la cama,
mi alma se eleva hasta Tí para decirte:
"creo en Tí, espero en Tí,
te amo con todas mis fuerzas".
Gloria a tí Señor. Deposito en tus manos
la fatiga y la lucha, las alegrías
y desencantos de este día que quedó atrás.
Si los nervios me traicionaron,
si los impulsos egoístas me dominaron,
si dí entrada al rencor, o a la tristeza,
¡perdón Señor!
Ten piedad de mí.
Si he sido infiel, si pronuncié palabras vanas,
si me dejé llevar por la impaciencia,
si fui espina para alguien,
¡perdón Señor!
No quiero esta noche entregarme
al sueño,
sin sentir sobre mi alma,
la seguridad de tu misericordia,
tu dulce misericordia enteramente gratuita.
Señor, te doy gracias.
Padre mío, porque has sido la sombra
fresca que me ha cobijado
durante todo este día.
Te doy gracias porque
-invisible, cariñoso, envolvente-
me has cuidado como una madre,
a lo largo de estas horas.
Señor, a mi alrededor
ya todo es silencio y calma.
Envía el ángel de la Paz a esta casa.
Relaja mis nervios, sosiega mi espíritu,
desata mis tensiones,
inunda mi ser de silencio, y serenidad.
Vela sobre mí, Padre querido,
mientras me entrego confiado al sueño,
como un niño que duerme feliz en tus brazos.
En tu nombre, Señor, descansaré tranquilo.
Así sea.

Mari Santera

jueves, 16 de octubre de 2014

ORACION POR LA MAÑANA



Señor,
en el silencio de este día que nace,
vengo a pedirte paz, sabiduría, y fortaleza.
Hoy quiero mirar al mundo
con ojos llenos de amor,
ser paciente, comprensivo,
humilde, suave, y bueno.
Ver detrás de las apariencias a tus hijos,
como los ves Tú mismo, para así,
poder apreciar la bondad de cada uno.


Cierra mis oídos a toda murmuración,
guarda mi lengua de toda maledicencia,
que sólo los pensamientos que bendigan,
permanezcan en mi.
Quiero ser tan bien intencionado y justo,
que todos los que se acerquen a mí,
sientan tu presencia.

Revísteme de tu bondad, Señor,
y haz que durante este día, yo te refleje.
Amén.

Mari Santera